NUESTRA

HISTORIA

¿Por qué empezamos a exprimir?

1.jpg

Durante una de esas comidas familiares en las que la sobremesa se alarga hasta bien entrada la tarde, sucedió algo que cambió nuestra vida para siempre. Era la hora del café, y como los más pequeños de la familia todavía no podían tomar café, la abuela (siempre atenta) les ofreció un zumo de naranja, teniéndose que levantar a prepararlo en la cocina.

El debate se instaló en la mesa, y llegamos a la conclusión de que no había forma de consumir zumos naturales en casa si no los hacíamos nosotros mismos. Y todos sabemos lo que esto supone. Tiempo, esfuerzo, comprar y conservar la fruta, limpiarlo todo al terminar… Pero Hacía no mucho tiempo que la mayoría de cadenas de supermercados, habían instalado máquinas de exprimido al instante por los propios consumidores. Lo consideré una opción razonable, pero que también contaba con suficientes inconvenientes como su cortísima caducidad, la necesidad de desplazamiento diario hasta la máquina, etc.

2,5.jpg
IMG-0777.PNG
2 .jpg

Lo que surgió como un tema de conversación banal se convirtió pronto en un verdadero quebradero de cabeza para mí. ¿Por qué la industria alimentaria se había conformado con tan poco? ¿Dónde había quedado el exprimidor? ¿Por qué añadirle al zumo sustancias que no necesita?

Desde el día siguiente me puse manos a la obra y, en mis ratos libres, comencé una extensa investigación  de todas las tecnologías disponibles en el mundo. Desde Los sistemas de extracción del zumo, pasando por los procedimientos de conservación,llenado, tipos de envases…

3 .jpg
3,5.jpg

La historia mundial de los zumos de frutas y verduras envasados se podía resumir en sus dos métodos de conservación: los pasteurizados (a los que apodé: los calentitos) y los HPP (a los cuales bauticé como: los estresaditos). 

Desde mediados del siglo XX, los calentitos fueron los zumos que la industria alimentaria ponía en nuestras despensas. Estos zumos son capaces de sobrevivir a glaciaciones y meteoritos. La pasteurización hace que los calentitos alcancen fechas de caducidad que parecían imposibles para cualquier zumo natural. Y, naturalmente, no lo eran. Los calentitos no pueden ser considerados como zumos naturales, debido a que el proceso al que son sometidos altera sin remedio tanto su sabor como sus propiedades. Los calentitos, formulados algunas veces con base de concentrados y con una pizquita de colorantes y conservantes,terminan siendo sometidos a temperaturas por encima de los 90ºC durante varios segundos.

5.jpg
IMG-0779.PNG
6.jpg

La industria de los zumos advirtió cómo los consumidores cada vez eran más exigentes y buscaban productos más naturales. Ya comenzado el Siglo XXI, se sacó de la manga la innovación de las innovaciones. Los estresaditos habían llegado. A partir de ahora, todas las novedades de la industria zumera, desde grandes compañías multinacionales hasta las nuevas start up’s independientes, alternativas, orgánicas, autodestructivas, biodegradables... Casi todas basarían su novedad en el principio tecnológico de los estresaditos. Someter a los productos a presiones similares a las que existen a más de 60.000 metros de profundidad marina. Matando de esta manera cualquier oportunidad de contaminación de los zumos y, de paso, el alma de los mismos. Su sabor y propiedades naturales son sacrificados por una vida más larga.

IMG-0780.PNG

Con todo lo que había aprendido, me dispuse a seguir pensando y exprimiendo. Fueron meses de prueba y error, ideas que no llevaban a ninguna parte, de estudios,  de investigaciones, aprendizajes...

al final de este proceso, tras dos años de trabajo: ¡había conseguido un método natural para que el zumo de naranja mantuviese todas sus propiedades durante más de una semana! Pero necesitaba seguir dando pasos hacia adelante. Quería que ese zumo que ya estaba bebiendo mi familia, pudiese ser disfrutado por todo el mundo.

 

Por ello,  y con la necesidad de profesionalizar la actividad que estaba llevando a cabo fundé con la ayuda de mi familia y mis socios: "xExprimir". La premisa era clara, envasar unos zumos frescos provenientes exclusivamente de frutas y verduras exprimidas, sin ningún tipo de añadido y  conservarlos con el método de natural que había descubierto.

4 .jpg
7.jpg

Nuestro emprendimiento puede traducirse en trabajo, esfuerzo y constancia. Con ello, ideamos un sistema de envasado y conservación totalmente innovador. Con un resultado completamente natural. Pocos meses y mucha burocracia después, logramos que nuestro sistema fuese patentado a nivel internacional. Garantizando de esta manera la singularidad de nuestro proyecto a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Esa idea de los zumos frescos que había partido de una comida familiar estaba llegando a cotas que ni siquiera yo mismo esperaba. La idea ya se había convertido en un producto que merecía ser comercializado.

Ante esta necesidad, creamos la marca "VEGUICIA". El primer zumo de IV gama del mundo estaba listo para salir al mercado.

IMG-0779.PNG

Nuestra pasión aumentaba día a día. Los resultados que íbamos obteniendo servían como motivación para seguir desarrollando nuevos zumos. Nos establecimos en unas instalaciones que a partir de ese momento, se convirtieron en nuestra casa. Lo conseguimos: encontramos el zumo de nuestros sueños y podíamos empezar a embotellarlo para terceros.

4,5 .jpg
11.jpg

Con una variada gama de zumos naturales preparados en nuestra nevera, comenzamos a mostrar nuestra idea al mundo. He de reconocer que no fue fácil. Innovar los hábitos alimentarios nunca lo es. Apostar por los zumos frescos y naturales de vida corta, que hasta ese momento no existían, requirió de un gran esfuerzo. Pero tanto yo, como nuestras familias  creíamos en el proyecto y en sus posibilidades.

Después de innumerables presentaciones, reuniones, catas... Nuestros zumos llegaron a los lineales de los supermercados.

En ese momento alcanzamos nuestro mayor anhelo: Que todo el mundo pudiese disfrutar de un zumo natural en su propia casa con muy poco esfuerzo.

13.jpg

Pero eso no ha hecho que nos detengamos. Hoy seguimos comprometidos con los estilos de vida saludables, ayudando a mejorar la salud de nuestras familias y consumidores. Para alcanzar esa Visión, seguimos investigando nuevas recetas de zumos naturales, y la posibilidad de incorporar otras bebidas saludables (ssssssh, es secreto todavía…) que puedan ser conservadas bajo nuestro modelo: Fresco, Natural y Sabroso..

12.jpg

Y AHORA TÚ DECIDES, PUEDES SEGUIR SINTIENDO LO MISMO O APOSTAR POR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE BASADA EN PRODUCTOS NATURALES Y DELICIOSOS COMO VEGUICIA

9.jpg
8 .jpg
10.jpg
IMG-0778.PNG
14.jpg